Palabras de Bienvenida

Bienvenidos a mi humilde blog donde las letras se criban en el cedazo de la sintaxis, y las palabras llegan hasta el link costero del mar de la Web convertidas en mensajes divergentes arrastrados hasta el puerto virtual del lector.

viernes, 4 de septiembre de 2015

TEMPORE ET AETERNO





Allá va el tiempo tras la eternidad
En lo que mas le atañe

Con la premura desplumada.
Mientras aquella recicla su inexorable,

Juvenil arcaísmo;  claudica aquel
En su listín de trivialidades.
El tiempo tiene giros imprevistos;
Pero la eternidad no extravía su domicilio

De pornográfica infinitud.
La eternidad es una faz sin dios;
Mas el tiempo tiene los rostros de los seres
Que lo habitan In memoriam.

El tiempo se nutre inmortalmente
En el origen de seres y elementos;
Pero para la eternidad
La materia es una casualidad en su camino.

A la eternidad no la dagnifica la entropía
De un presuroso tiempo 
Que se detiene frente a lo fulminante.
El tiempo suspira en los delirios recurrentes

De la vida finita;
Pero a la eternidad no le afecta la vida efímera.
Cuando la eternidad sucumba
Llegaremos a la nada,

Inclusive la nada es eterna;
Es decir,
El tiempo es una mera casualidad
Dentro de aquella.


Derechos reservados