Palabras de Bienvenida

Bienvenidos a mi humilde blog donde las letras se criban en el cedazo de la sintaxis, y las palabras llegan hasta el link costero del mar de la Web convertidas en mensajes divergentes arrastrados hasta el puerto virtual del lector.

martes, 11 de agosto de 2015

Hurgando en la génesis de la situación actual Venezolana





De Apoyos y mea culpas
Hurgando en la génesis de la Situación actual Venezolana
Elieser Wilian Ojeda Montiel


A veces es mejor atenerse al refranero populares Más vale malo Conocido que bueno por conocer, cuando
se va tomar acción sobre algo y son harto conocidos los resultados ocurridos en otros países; pero la fuerza de la opinión pública y la credibilidad de algunos intelectuales tienden a imponer sus juicios a favor de un cambio.
Esto ha ocurrido ya en otras latitudes máxime cuando han sido previstas sus consecuencias con alguna rigurosidad por ciertos intelectuales (léase La Rebelión de la Granja de George Orwell, 1945), donde de manera magistral se anticipan las posibles derivaciones de lo que seria el comunismo-socialismo ruso de Stalin, no sin antes recibir Orwell una fuerte oposición a la edición de su obra por parte de casi toda la intelectualidad y prensa inglesa; además de gran parte de la corriente europea de escritores favorables al Marxismo y al Gobierno stalinista.
Pero es que también hay algo más grave en el caso de Venezuela, y es la clarividencia existente en la obra del Buen salvaje al buen revolucionario del malogrado escritor criollo Carlos Rangel; obra antagónica de otro gran texto Las venas abiertas de América Latina del escritor Eduardo Galeano, también suramericano quien antes de fallecer abjurase de ella al decir: "(...) que no volvería ha escribir" con lo que dejaba sentada su posición radical a la ideología marxista.
Pero me iba a referir a la "victimización" que deja entrever Rangel en su magnífico libro de culpar de los males, que padece Latinoamérica, incluyendo a Galeano en su tiempo, según criterio de significativos intelectuales y escritores de buena parte del mundo; y de tener que hacer alejamiento obligado de todo o que fuera capitalismo.
Pero como contra parte de aquella posición, Betancourt hizo distancia de su propia ideología marxista original; por qué (!) Leyó acaso las obras de Orwell así en especial 1984 ; esta última es mas reveladora todavía. Betancourt toda su lucha la dedicó a enrumbar este país hacia una democracia como sistema de vida de la que disfrutamos unos muy buenos 40 años, con defectos que ahora nos parecen ridículos frente a lo que en la actualidad estamos padeciendo.
De lo que precisa entonces es acercarse a los modelos occidentales como lo planteaba Rangel, pues aún el socialismo no ha podido mostrar lo "mejor de sí"; y en eso coincide buena parte de este país y el mundo, desgraciadamente. Esperemos que este fracaso harto demostrado por tan pervertido sistema sea del abandono total de buena parte de intelectuales, y de esa manida, empalagosa heterodoxia; ideología caduca que asesinó a tanta gente por comulgar una opinión diferente así como por los que ha matado de hambre donde se ha aplicado.



                                                                                www.escritoresmerida.com.ve