Palabras de Bienvenida

Bienvenidos a mi humilde blog donde las letras se criban en el cedazo de la sintaxis, y las palabras llegan hasta el link costero del mar de la Web convertidas en mensajes divergentes arrastrados hasta el puerto virtual del lector.

sábado, 28 de febrero de 2015

NO OMNIS MORIAR (Nihil obsta)




Yo sé de las lágrimas vertidas
En tus años de primavera,
En las
noches de amantilladas bóvedas claras
Por la nubilidad de la espera, del astro de tu ser (?)   

Yo sé de las quejas de tu alma
Tanto como las de tu cuerpo.
De las de tus noches de blanco satén
Entre sábanas impolutas de inocencia perdida.

Yo sé de los gemidos de tus más puros dolores
De mujer por los amores acaecidos
Con un solo hombre; por los hijos
De su simiente, por la razón de tu existir.

Yo sé de los Derechos Civiles de tu destino
Al otro lado del mundo, de la entrega de tu niñez,
De las costumbres odiosas de tu sociedad,
Del machismo pervertido de tus castas.

Yo sé de tu santidad de mujer,
De tu inefable resistencia irrenunciable,
De la entrega forzada en tu desquiciado mundo,
De tu abolida elección de autonomía.

Yo sé de ejecuciones inhumanas, de lapidaciones 
Crueles, impasibles. De leyes tutelares de hombres
De costumbres impropias al cambio de los tiempos,
De crueles dioses de épocas remotas.


Yo sé de tu rostro anónimo,
De tu andar incógnito entre multitudes.
Yo sé de tu tristeza obvia encriptada en el imaginario

De la cultura de tu pueblo.





Derechos reservados