Palabras de Bienvenida

Bienvenidos a mi humilde blog donde las letras se criban en el cedazo de la sintaxis, y las palabras llegan hasta el link costero del mar de la Web convertidas en mensajes divergentes arrastrados hasta el puerto virtual del lector.

jueves, 5 de diciembre de 2013

SELVA MÁGICA PRETÉRITA



Un bosque invita a su desposamiento. Su espíritu de turquesa universal trastoca

los sentidos, incita a una paz indeterminada.

   Mis pupilas, heridas mágicamente, lloran la emoción de iridiscentes mariposas. Mis oídos sucumben a enigmáticos trinos, tímpanos ignaros de lo prístino.
  La brisa concede abigarrados aromas exquisitos, solloza a la caricia sensitiva, mano trémula imprudente.
   Alucino de aromas, sonidos… Vistas subyugadas profanan el reposo natural de un santuario sin memoria.
 Peregrinajes de capullos modelan un tapete primitivo, amancebo de nenúfares de una fuente envanecida.
 Una náyade santigua mi presencia con enésimas partículas vaporosas, exige explicación por la noción del tiempo lacerado «Esta es mi estación. Auguré tu deferencia a la distancia oculta de mi casto deseo; te desarraigué del momento de tu natural vaciedad; tu pretensión es un mandamiento; esgrimes el juicio. Motivas mancillar mi paraíso oculto a seres impasibles  
 «En la distancia de tu tiempo deseo el numen permanente compañero para cantar a mi beldad alterando la dimensión errata de mi vida». 






Eliéser Wilian Ojeda Montiel
Derechos reservados