Palabras de Bienvenida

Bienvenidos a mi humilde blog donde las letras se criban en el cedazo de la sintaxis, y las palabras llegan hasta el link costero del mar de la Web convertidas en mensajes divergentes arrastrados hasta el puerto virtual del lector.

martes, 25 de junio de 2013

TRANSITORIEDAD



Miro al pasado tan fugaz, pesaroso;
desde una ventana
del presente.

Atrás hay in(visibilidad) de hechos,
seres, entornos…
Descubren lo amargo de hoy,
no hay retorno.

Llaman, extienden sus brazos;
¡lozanos, graciosos, risueños!,
invitan al contexto perdido.

Reiterado pensar utópico
alegra la vida del presente,
opaca las angustias cotidianas.
Deberes en la persistencia.

Se ocultan.
El ubicuo sueño transige,
traslada  el cuerpo resentido,
ansía quedarse en lo infinito.

No da tregua,
no perdona la existencia,
no permite su destiempo
en lo finito del ser.

Cuando se contempla
la tristeza lo deprime,
su rostro se refleja en la gente
al transitar su hado.

Unos felices, alegres;
otros,  con tristeza, desazón;
pero al final, disgustados
del tirano del desprecio.

También quiere soñar.
Sueña con haz de humano,
volver en pos, obviar lo evidente.
Se destroza: ¡un espejo en su camino!