Palabras de Bienvenida

Bienvenidos a mi humilde blog donde las letras se criban en el cedazo de la sintaxis, y las palabras llegan hasta el link costero del mar de la Web convertidas en mensajes divergentes arrastrados hasta el puerto virtual del lector.

jueves, 13 de junio de 2013

LA OTRA CARA AMARGA DE LA VIDA




Soportó veintitrés  años de amargada vida. La placidez de las noches no
eran tales, eran odiosas: susurros, risas, lloros…, la ambigua alteridad de otro rostro; era la maldición de su existencia, su otra personalidad.
  Cómo vivir con tal equívoco e indeterminación de ser. Triste padecimiento, carga de otra esencia, sombra adicional; otro yo…   Aquel haz era un Chuky, horadaba su inteligencia, tenía la impiedad de los mejores días; pero mucho peor…, no las tuvo en noches de “intranquilidad”, no las fueron en su corta y real finitud. 
    Su confusa vida aun con todo su dinero no hizo la diferencia para gozar de una existencia autónoma, pues la terapéutica le negó dicha contingencia, le refutó una eventual realidad sin torbellinos, lo envolvió durante años; pasible, desafortunada vida de hechos, situaciones inimaginables.
   Finalmente la desdicha le hizo emular al filósofo griego, acabar con su gemela diabólica a pesar de la vigilancia que le rodeaba.

  Pidió que la “cara demoníaca” fuera destruida antes de su funeral.  


Eliéser Wilian Ojeda Montiel
Derechos reservados