Palabras de Bienvenida

Bienvenidos a mi humilde blog donde las letras se criban en el cedazo de la sintaxis, y las palabras llegan hasta el link costero del mar de la Web convertidas en mensajes divergentes arrastrados hasta el puerto virtual del lector.

martes, 23 de abril de 2013

MI PATRIA EN LIENZO DE DIOS



Mi país es un gran fresco,
 una bonita pintura.

Que desde el trono del cielo
 el Señor con su pincel,
modeló con hermosura

 mi país como un vergel
y lo llamó, ¡Venezuela!

¡Puso toda su pintura, 
no escatimó su pincel!
Tomando de su paleta
 con filigrana hermosura
 Pinceladas de terneza.

Para plasmar en mí patria
 toda la naturaleza
 conformando geografía de
                 una muy rara belleza.               

En mi tierra pintó un ángel
 con salto de agua bendita.

Que del cielo se desprende
 como una plateada cinta
de regalo magistral
 ¡de Aquél poderoso artista!

¡Pintó lagos, pintó mares y
 lagunas encantadas!,
¡pintó la Sierra Nevada
 cordillera de los andes!

¡Pintó llanos, pintó ríos
 y exquisitos manantiales!

Y como si fuera poco
 trazó con un fino acierto
un medanal de arenillas
 de ¡magnífico desierto!

Y no conforme con ello
 a nuestro lago más grande,
pintó de negro su fondo
 de un recurso natural
denominado, Oro Negro.

Y al sur del hermoso lago
 que al nauta sirvió de rumbo;
trazó con anaranjado
 de zigzagueante alumbrado
y perenne titilar,
 al Rayo del Catatumbo.

¡Pintó montañas de hierro!,
 ¡pintó los ríos de oro!

Trazó de negro una mina
 de pintura natural
que se explota a cielo abierto
 como carbón mineral.

Esbozó con grande gusto
 ¡pintándolo con furor!,
a un hombre muy diminuto
 ¡de talento superior!

Y para finalizar;
 colocó el lienzo en la tierra
 bajando de su sitial.

Y deslizando su mano,
 de una forma singular.

Frotó suave su palma
 de manera circular,
convirtiendo en ser humano
 ¡a aquél ser providencial!

Y como un toque especial
 con su esfuerzo de Rector,
le indicó que su destino…,
 era ser, ¡Libertador!






Eliéser Wilian Ojeda Montiel
Derechos reservados