Palabras de Bienvenida

Bienvenidos a mi humilde blog donde las letras se criban en el cedazo de la sintaxis, y las palabras llegan hasta el link costero del mar de la Web convertidas en mensajes divergentes arrastrados hasta el puerto virtual del lector.

jueves, 6 de septiembre de 2012

MUJER




Hay en ti una armonía,
 que a cualquier hombre

apetece,
y un arrullo que adormece
 lo que hay de humanal en mí.

¡Tú!, mujer, tienes encanto,
 aire, fuego, vida, esplendor…
Dame las tibias inspiraciones
 que sólo hay, allí, en tu corazón;

el aliento que tú respiras,
 tus ilusiones, tu fe, tu amor.
Y si por algo nos toman meditabundos 
en las horas tristes de la expiación,
suspiraremos ¡ritmos profundos!, 
que han sido vida de nuestro amor.

¡Te vi, mujer!, y,
 aunque tú no lo sentiste;
en mi corazón te amé con loca y profunda fe
que sólo hay en mi alma triste.



Eliéser Wilian Ojeda Montiel
Derechos reservados