Palabras de Bienvenida

Bienvenidos a mi humilde blog donde las letras se criban en el cedazo de la sintaxis, y las palabras llegan hasta el link costero del mar de la Web convertidas en mensajes divergentes arrastrados hasta el puerto virtual del lector.

martes, 5 de junio de 2012

ELEGÍA A UN EXCÉNTRICO HERMANO

      
      El escrito de este preámbulo debió corresponder a otro y no a mí. Estaba reservado para
alguien muy especial, para otro poeta quien con su extrovertida vida fue todo un poema para quienes le conocieron, pues era un buen amante de la lírica y su vida no pasó desapercibida. 
Siendo mi hermano menor se convirtió, para mí, en ejemplo, en referencia obligada para mis propósitos y a quien siempre le adjudiqué la mayoría de edad respecto de mi persona: a veces la naturaleza se equivoca.

Así, que, este prólogo es mi mejor homenaje, ofrenda póstuma de lo que yo no pude expresar ante su tumba; pero que ahora, vuelto a la realidad, dejo manifestado mi sentimiento de amor y gratitud para un hermano, para mi gran hermano, para Jairo R Ojeda M., quien fuera algo singular para mí. Estas son mis palabras acompañadas con este breve poema como epitafio para su noble alma:


Eras un ser romántico, excéntrico y sorpresivo
como sorpresiva fue tu partida,
que en tu exquisita y sabia madurez
la vida te sonreía.

Se fue tu alma, y, con ella, toda tu alegría;
y sin embrago, aunque dejaras un vacío,
tus actos transmitieron una sensación de plenitud.

En tu otredad;
tu expresión poética se hizo sentir.
Y tu alteridad formó, en la tarde de la sierra andina,
una reducida y áurea luz
como alegre despedida de tu etéreo vuelo.


 Eliéser Wilian Ojeda Montiel
Derechos reservados